Create a Joomla website with Joomla Templates. These Joomla Themes are reviewed and tested for optimal performance. High Quality, Premium Joomla Templates for Your Site

Si ya te decidiste a contratar un seguro de gastos médicos mayores,  además de prevenir las cuentas que deberías de pagar ante un posible accidente o enfermedad, también es importante tomar en cuenta los términos en lo que lo vas a adquirir.

Deducible, coaseguro, prima, preexistencia, son sólo algunos de los que tienes que conocer a la hora de contratarlo. Cuando contratas un seguro de gastos médicos mayores no es para remediar problemas, sino para prevenir, es decir, se debe de contratar cuando la persona está sana.

En Castillo y Asociados participamos en las tareas de prevención, así como en la formulación e implementación de soluciones personalizadas para lograr que los asegurados vivan con tranquilidad cada día. Al contratar Alfa Medical Flex, cuentas con nuestro producto más innovador en Seguros de Gastos Médicos Mayores, con acceso a toda nuestra red médica, tarifas accesibles y el respaldo de contar con una protección médica segura.

¿Por qué es importante contar con una póliza en Gastos Médicos Mayores?

Según la Condusef, estas pólizas son las que cubren la lesión o incapacidad que afecta la integridad o la salud del asegurado, ocasionada por un accidente o enfermedad. La aseguradora cubre los gastos hospitalarios, atención médica, intervenciones quirúrgicas, medicamentos, análisis clínicos, rayos X, entre otros, a los asegurados y en su caso a los dependientes económicos. El monto de la prima se determina considerando factores como la edad y sexo, principalmente, pero también sumas aseguradas, coberturas contratadas y el estado de salud.

“La aseguradora aplica un cuestionario para determinar la prima, es importante que cuando lo respondas lo hagas con la verdad, ya que no hacerlo faculta a la aseguradora a rescindir el contrato sin ningún beneficio para el asegurado”, confirma la Profeco.

Otro punto a revisar es el monto del deducible, que es una cantidad de dinero que tú convienes en pagar como parte de una reclamación antes de que el asegurador se comprometa a pagar el resto del importe. Por ejemplo, si tienes una cobertura con un deducible de 200 pesos y tuviste una pérdida de 500, tendrías que pagar 200 pesos y la compañía de seguros lo que falta, que serían 300 pesos.

Cuando el asegurado elige una prima baja, aumenta el costo del deducible, y viceversa, cuando la prima es alta, el monto del deducible baja. Entonces, se elige un deducible alto cuando se apuesta porque no se utilizará el seguro y deseas pagar una prima baja de acuerdo a tus posibilidades. Por el contrario, se elige una prima alta, para que en caso de enfermedad o accidente pagues un menor deducible y el resto lo pague la aseguradora.

También, hay que tomar en cuenta que la aseguradora no pagará accidentes o enfermedades cuya atención o tratamiento implique un monto menor al deducible.

Para cada plan de seguro hay una cobertura específica, por lo que es conveniente que revises el contenido de tu póliza y verifiques la cobertura de tu plan, que debe ser acorde a tus necesidades, ya que no tiene caso pagar por algo que no vas a utilizar.

Sin embargo, es importante que tengas en cuenta una suma asegurada razonable para poder enfrentar enfermedades catastróficas como un cáncer, ya que son estas enfermedades las que lesionan gravemente la economía y estabilidad familiar.

¿Cómo puedo pagar la póliza?

Existen bastantes facilidades para pagar tu póliza. Los tipos de plazo son anual, semestral, trimestral o mensual. Si eliges una forma de pago anual pagarás el costo del seguro en una sola exhibición, pero si eliges alguna otra, la aseguradora incluirá dentro del monto una cantidad extra como costo de financiamiento.

A partir de que contrates tu seguro de gastos médicos, independientemente de la forma de pago que hayas elegido, de acuerdo a la ley, tienes 30 días para realizar el pago de tu póliza, así como para hacer cualquier aclaración en el contenido de la misma. Se cuenta con el mismo plazo de tiempo para renovarla.

Si piensas cambiarte de compañía o de plan, es muy importante que la aseguradora te entregue un endoso para que reconozcan tu antigüedad, es decir, el tiempo que llevabas cubierto por el seguro anterior. De lo contrario, es probable que la nueva compañía no acceda a cubrir las enfermedades prexistentes.

Si deseas más información de nuestros Seguros de Gastos Médicos Mayores, puedes contactar con un Asesor al (01) 55 3536 3718 o enviar un correo electrónico a atencionaclientes@castilloyasociados.mx

Fuente: El Financiero

Castillo y Asociados
Castillo y Asociados
Castillo y Asociados somos una firma de asesoría financiera (seguros, fianzas e inversiones) con más de 40 años de experiencia en el mercado mexicano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: