Create a Joomla website with Joomla Templates. These Joomla Themes are reviewed and tested for optimal performance. High Quality, Premium Joomla Templates for Your Site

seguros para vehículos

Un microsueño está caracterizado por durar tan solo unos segundos en los que el cerebro parece “desconectar” y la persona caer dormida. Es tan corto que no nos damos apenas cuenta, pero es tan real que el cerebro se desconecta de todo estímulo exterior. Es algo bastante normal que nos puede suceder cuando estamos muy cansados, y obviamente es muy peligroso si nos sucede mientras estamos al volante.

Ante cualquier accidente, contar con un seguro puede ser la diferencia entre endeudarse y tener la tranquilidad de disponer de un respaldo financiero. En Castillo y Asociados te ofrecemos una gran variedad de Seguros para Vehículos entre los que puedes elegir dependiendo de las coberturas, sumas aseguradas que necesites y con deducibles a nivel de mercado.

¿Cuándo se manifiestan?

Los microsueños pueden manifestarse en cualquier franja horaria, pero son más frecuentes entre las 2 y las 6 de la madrugada así como entre las 2 y las 5 de la tarde, horario que coincide con la hora justo después de comer. Y es que los microsueños están íntimamente relacionados con el reloj biológico del ser humano y con los momentos del día en los que el cuerpo “pide” descansar.

Síntomas de los microsueños

Algunos de los síntomas de los microsueños son:

  • Un pestañeo más frecuente y lento de lo normal
  • Cabeceo y dificultad para mantener la cabeza erguida
  • Visibilidad borrosa y dificultad para enfocar
  • Dolores de cuello y espalda o simplemente sentirse incómodo en el asiento

Principales causas de los microsueños

  • El consumo (incluso el moderado) de alcohol y drogas
  • La falta de descanso adecuado, establecido en unas 8 horas de sueño durante al menos 2 días seguidos
  • La fatiga laboral derivada de jornadas laborales extensas o con gran exigencia física o mental
  • El consumo de alimentos, especialmente los lácteos y los de alto contenido graso
  • La falta de actividad física y los estímulos monótonos (como una canción repetitiva o una conversación demasiado aburrida), que producen entumecimiento en los músculos y desconexión de ciertas actividades neuronales
  • Las altas temperaturas, incluso simplemente las agradablemente cálidas

 ¿Cómo puedo evitarlo?

*Evitar las comidas abundantes, que ponen en marcha el sistema digestivo y producen somnolencia. Los alimentos con altos niveles de grasas y los que contienen leche impulsan además la serotonina, que es el neurotransmisor que nos induce al sueño cada noche. Por el contrario, es preferible tomar pequeños tentempiés varias veces durante el trayecto, pues reactivan nuestro organismo sin “encender” la digestión.

*Parar y dormir un poco. Una pequeña siesta de entre 20 y 30 minutos constituye un ciclo natural de descanso del cerebro humano y supone un aumento del rendimiento intelectual y del estado de alerta. Una de más de 40 minutos, sin embargo, puede suponer entrar en estado de sueño profundo y, si se interrumpe, puede tener efectos completamente adversos.

*Parar cada 2 horas o 200 km. Bajarse del vehículo y un poco durante -al menos 15 minuto- para desentumecer los músculos. De lo contrario, tu cuerpo se aletarga ante la falta de actividad y la sensación de monotonía.

*Si vas con más personas en el auto, conversar. Estimula los sentidos y por tanto el cerebro y su estado de alerta. Si estás solo, puedes ir leyendo en voz alta los carteles que te vayas encontrando.

*Poner el aire acondicionado o bajar las ventanillas. Cómo hemos mencionado, el calor produce cansancio y fatiga, e incluso una temperatura agradable pero cálida induce al cuerpo y los sentidos a la relajación.

*Tomar café o té, o alguna bebida que contenga cafeína o teína. Puede parecer obvio, pero cuidado si somos consumidores habituales: estas sustancias producen tolerancia en nuestro organismo y podrían no surtir el efecto deseado.

*Sin duda, lo que nos ayudará a evitar los microsueños son unos buenos hábitos de descanso, consistentes en dormir al menos 7 horas en un horario razonable, y manejar de día por la mañana, cuando nuestro cuerpo está bien descansado y está acostumbrado a activarse para la jornada laboral.


Los accidentes automovilísticos, infortunadamente ocurren con frecuencia. Lo que no se debe pasar por alto es acatar las medidas de seguridad y de salud y contar con una buena compañía aseguradora como Castillo y Asociados.

Si deseas más información sobre nuestros Seguros de Vehículos, puedes contactar con un Asesor al (01) 55 3536 3718 o bien, enviar un correo electrónico a atencionaclientes@castilloyasociados.mx

Fuente: Circula Seguro

9 Junio, 2017

Los microsueños y su peligro al volante

Un microsueño es algo nos puede suceder cuando estamos muy cansados, y obviamente es muy peligroso si nos pasa mientras estamos al volante.
26 Mayo, 2017

Cuida tu auto en esta época de calor

Hoy te compartimos unos sencillos consejos con los que lograrás aminorar los efectos que las altas temperaturas en tu auto.
26 Abril, 2017

¿Qué debes hacer si te chocan y se dan a la fuga?

Cuando ocurre un accidente, no siempre se presenta el panorama más formal para resolver lo que de naturaleza, es complicado y tenso.
6 Abril, 2017

Revisa tu auto antes de salir de vacaciones de Semana Santa

Antes de viajar, debes revisar las llantas, frenos, líquidos del automóvil, entre otros, así como contar con un seguro que te garantice la mejor cobertura en caso de imprevistos.
31 Marzo, 2017

Hábitos que dañan la transmisión manual de tu auto

Al momento de comprar un automóvil, una de las primeras decisiones que tomamos es si será de transmisión manual o automática y quienes eligen la primera opción es porque saben manejar de ese modo.
17 Marzo, 2017

¡Distractores al volante!

Colocar objetos distractores en nuestro auto buscando darle a nuestro vehículo ese toque que lo haga único, no siempre va de la mano con la seguridad.
3 Marzo, 2017

¿Qué coberturas básicas debe tener tu auto?

Los accidentes automovilísticos y los robos ocurren todo el tiempo, traduciéndose en pérdidas monetarias que en promedio se valúan en 35 mil pesos.