Con el incremento de la temperatura ambiental es muy común que aumenten notablemente las enfermedades estomacales. Esto es debido a que el calor favorece la reproducción de ciertos organismos en los alimentos y, en consecuencia, se tienen evacuaciones líquidas.

Es bien importante que a los primeros síntomas, la persona acuda al doctor para atender cualquier infección gastrointestinal y así, evitar complicaciones.

En Castillo y Asociados cuidamos de tu salud y participamos en las tareas de prevención para que vivas con tranquilidad el día a día. Contratando nuestros Seguros de Gastos Médicos Mayores tendrás acceso a toda nuestra red médica, tarifas accesibles y el respaldo de contar con una protección médica segura.

¿Por qué se presenta la diarrea?

La diarrea es un mecanismo de defensa del organismo ante un agente agresor. La mayoría de las veces es de tipo infeccioso (por bacterias y virus), las cuales se reproducen más en primavera y verano, debido a la elevada temperatura durante el día y a la precipitación pluvial que humedece el ambiente.

Independientemente de que su origen sea osmótico (cuando algunas sustancias no son absorbidas y se quedan en el intestino), motriz (por incremento en la velocidad de los movimientos intestinales), por alteración en las mucosas del colon o infeccioso, debe atenderse de inmediato, ya que su pronóstico depende en mayor medida del estado de deshidratación que presente el paciente que del agente causal.

Tipos de diarrea

Hay diarreas agudas y diarreas crónicas. Las de tipo agudo -en la mayoría de los casos- obedecen a una infección intestinal (gastroenteritis) adquirida porque se inoculó un agente infeccioso que luego se multiplicó en el intestino, sean bacterias, virus o parásitos intestinales. Para su tratamiento se requerirá de un antibiótico.

Otra causa es la intoxicación alimentaria, por consumir agua o alimentos que ya estaban en descomposición. En estos casos, las bacterias generaron toxinas que contaminan los alimentos y son éstas las que provocan náuseas, vómito y evacuaciones líquidas. El manejo de este tipo de intoxicaciones, no requieren de medicamentos antibióticos, si se siguen las medidas de cuidado que indique el médico.

Las enfermedades diarreicas agudas son las que se disparan en época de calor porque los alimentos se echan a perder más rápido y no se siguen los pasos para conservarlos adecuadamente en refrigeración. Esto facilita que las bacterias formen toxinas en las intoxicaciones alimentarias, o que se multipliquen las bacterias en las gastroenteritis infecciosas.

Mención aparte son las diarreas crónicas, resultado de la inflamación persistente del tracto intestinal, por otros trastornos como la enfermedad de Crohn y colitis ulcerativa.

Medidas preventivas

Esto supone seguir medidas tan sencillas como lavarse frecuentemente las manos, preparar y consumir alimentos bien lavados y bien cocidos y en el caso de frutas y verduras, desinfectarlos. También se debe evitar la comida en lugares de evidente poca higiene, donde hay mucha tierra o no se lavan las manos así como no ingerir comida de dudosa procedencia, y no dejar los alimentos a la intemperie por horas, sino conservarlos bien refrigerados.

¿Y si ya tengo diarrea?

Una vez una persona tiene diarrea, es importante prevenir la deshidratación, no sólo mediante la reposición de líquidos sino de los electrolitos (suero oral), ya que nuestro organismo pierde muchas sales. Esto es indispensable sobretodo en niños y adultos mayores aunque los adolescentes, jóvenes y adultos también pueden recurrir a ellos en la cantidad que el médico recomiende.

¡No te automediques con antidiarreicos!

Sobre el uso de antidiarreicos, es mejor ser precavido por qué dependiendo del tipo de intoxicación alimentaria, no se deben tomar ni mezclar con otros medicamentos. En el mercado, también hay fórmulas que lo único que hacen es reducir el movimiento del intestino y por lo tanto reducir la diarrea, pero aun así, persiste la pérdida de electrolitos en las evacuaciones que se tengan.

Un profesional de la medicina, es el guía para señalar qué tratamiento es el más adecuado en cada caso para que la diarrea remita en corto tiempo.


Recuerda que las diarreas no son exclusivas de la primavera o el verano ya que se pueden presentar en cualquier momento. Por ello es importante que te cuides y que ante cualquier síntoma, acudas al médico.

Si deseas más información de nuestros Seguros de Gastos Médicos Mayores, puedes contactar con un Asesor al (01) 55 3536 3718 o enviar un correo electrónico a atencionaclientes@castilloyasociados.mx

Fuente: Milenio

4 mayo, 2017

Diarrea, el mal que se dispara en época de calor

Con el incremento de la temperatura ambiental es muy común que aumenten notablemente las enfermedades estomacales.