Día Mundial del Riñón

El Día Mundial del Riñón se centra este año en evitar la obesidad ya que es uno de los factores de riesgo de padecer enfermedad renal crónica (ERC). Se estima que aproximadamente un 10 por ciento de la población mundial padece esta enfermedad.

Durante los últimos años han aparecido estudios que relacionan a las personas con sobrepeso con enfermedades renales crónicas. Además, se ha demostrado que la obesidad es un factor de riesgo para una peor evolución de la función renal en pacientes con diversas patologías. La Organización Mundial de la Salud considera que el sobrepeso y la obesidad son el quinto factor de riesgo de defunción en el mundo.

Una mayor prevención es clave para fortalecer y recuperar la salud en nuestro país. En Castillo y Asociados participamos en las tareas de prevención, así como en la formulación e implementación de soluciones personalizadas para lograr que nuestros asegurados vivan con tranquilidad cada día. Te brindamos la mejor solución para ti gracias a nuestros Seguros de Gastos Médicos Mayores.

Síntomas y medidas fundamentales

El riñón es un órgano que sirve para regular sustancias entre el ph y el ácido base, que ayuda a nivelar los glóbulos rojos, entre otras funciones; sin embargo, muchas personas no le dan importancia hasta que les molesta.

La mayoría o si no es que todas las enfermedades del riñón son silenciosas. En cuanto al tratamiento depende de qué tan avanzada este la patología. La mayoría de síntomas se manifiestan cuando hay fiebre, sangrado de orina, infecciones. Pero hay que tomar en cuenta, que también es un órgano donde se origina el cáncer y lamentablemente cuando se diagnostica, la enfermedad está muy avanzada.

Las personas con enfermedad renal crónica poseen un mayor riesgo de morir por un ataque cardíaco o cerebral. En general, los síntomas aparecen una vez que la enfermedad se encuentra avanzada y suelen ser los siguientes: alteraciones en la cantidad de orina por día, cansancio sin explicación aparente, pérdida de apetito, nauseas, vómitos, diarrea, manos y pies hinchados, calambres musculares, picazón en el cuerpo y alteraciones en la piel.

Ante estos signos y síntomas sospechosos, el médico puede solicitar exámenes de sangre y orina que permitan evaluar cómo es la función renal de la persona. Con frecuencia la ERC no se puede curar, pero los que están en las etapas iniciales de la enfermedad pueden lograr que la función de sus riñones sea eficiente durante más tiempo si es que adoptan una serie de medidas.

Es habitual que el diagnóstico se produzca en una fase tardía y esto sucede, principalmente, porque en la mayoría de los casos la degradación de la función renal es progresiva y silenciosa. Además, los tratamientos disponibles son escasos y las soluciones suelen ser la diálisis y el trasplante; estos dos factores hacen que la prevención sea aún más importante.

¿Qué se puede hacer para mantener los riñones saludables?

La celebración mundial de este año tiene como hemos mencionado, tiene como eje justamente la etapa de la prevención, centrándose en el incremento del riesgo que poseen las personas con obesidad, hipertensión o diabetes. Para ello, distintas organizaciones del mundo celebran este día compartiendo hábitos alimenticios y de vida e informando acerca de la importancia de la donación de órganos como forma de salvar vidas y ayudar a aquellos que necesitan trasplantes renales a causa de la ERC.

Por todo lo expuesto, se debe de adoptar un estilo de vida sano. Eso quiere decir:

#1 Trata de eliminar el consumo de alcohol y refrescos y céntrate en tomar agua. Dos litros por día estarán bien, pero si puedes consumir algo más mantendrás tus riñones limpios y en correcto funcionamiento.

#2 Realiza ejercicio y evita la obesidad. Este es uno de los factores que aumenta el riesgo de padecer una ERC.

#3 Controla tu nivel de azúcar en sangre. Muchas veces creemos que está todo bien y omitimos este control, pero la realidad es que en ocasiones la diabetes se manifiesta de forma silenciosa durante sus primeras etapas. Para detectarla a tiempo es importante controlarse periódicamente.

#4 No abuses de la sal en las comidas. Si puedes hacerlo lo mejor será que elimines completamente la sal agregada y te limites a consumir la que ya poseen algunos alimentos.

#5 Intenta cambiar el aceite tradicional por el aceite de oliva.

#6 Consume 3 piezas de fruta al día.

#7 Platica con tu médico si tienes antecedentes familiares o incertidumbres al respecto, y consúltale acerca de la posibilidad de realizarte una prueba de detección precoz de la Enfermedad Renal Crónica.

Si deseas más información sobre nuestros Seguros de Gastos Médicos Mayores, puedes contactar con un Asesor al (01) 55 3536 3718 o enviar un correo electrónico a atencionaclientes@castilloyasociados.mx

9 marzo, 2017

La obesidad centra el Día Mundial del Riñón

El Día Mundial del Riñón se centra este año en evitar la obesidad ya que es uno de los factores de riesgo de padecer enfermedad renal crónica.