En esta temporada previa al verano, es de lo más normal que queramos quitarnos el calor con alguna bebida refrescante o un helado; sin embargo, hacerlo de una manera diaria implica un gasto que nuestro bolsillo no siente inmediatamente, pero que a la larga nos puede mermar de manera severa nuestro presupuesto.

Los gastos hormiga son aquellos “costos indirectos o gastos invisibles” que no detectas de inmediato, pero que a largo plazo, se convierten en una fuga para tus finanzas. En Castillo y Asociados te apoyamos y asesoramos con una adecuada planeación financiera para que logres tus metas con la mejor protección. Nuestros Seguros de Ahorro se adaptan a tu presupuesto pues al contratarlos, tú decides cuánto aportarás y por cuánto tiempo de acuerdo con tus ingresos y proyecto de vida.

¡Mide tus gastos adicionales!

Los expertos recomiendan medir los gastos adicionales que se tienen en esta temporada de calor por mayor consumo de bebidas refrescantes y de gasolina por el uso del aire acondicionado por más tiempo.

Precios de cafeterías, heladerías y tienditas de la esquina, en base a precios de Profeco, se realizó un estudio en el que cada día de la semana laboral se tomaba una bebida diferente: lunes un refresco de lata de diez pesos, martes un frappé de 50 pesos, miércoles un helado chico de 12 pesos, jueves un jugo de 11 pesos y viernes una bebida de electrolitos de 14 pesos.

Suponiendo que la persona consumiera sólo un producto de los antes mencionados durante un mes, resulta un gasto adicional al mes de 388 pesos, pero si a esa cantidad se le suma el consumo de 1.5 litros de agua embotellada todos los días con costo de diez pesos, entonces el gasto en bebidas al mes es de casi 700 pesos.

El calor es un muy buen pretexto para un gasto hormiga que muchas veces no se tendría que hacer, además que el aumento en ese tipo de gastos podría convertirse en un problema tanto para la cartera y para la cintura.

Lo recomendable es realizar un presupuesto límite, esto es, si quieres comprar refrescos y helados para aligerar el calor, debes ponerte un tope fijo a la semana para ese tipo de gustos, y para que funcione mejor debes apuntar esos gastos y así tener mayor control de tu bolsillo.

Para no gastar tanto, es recomendable llevar la botella con agua simple desde la casa, eso ayuda mucho porque además te mantendrás hidratado y eso te va a mantener con menos antojos, menos hambre y con buena salud.

El aire acondicionado es otra opción que las personas con automóvil tienen para refrescarse mientras circulan para ir a su trabajo o a casa. Con el tráfico añadido al calor, debes cuidar el consumo de gasolina, ya que con el uso del aire acondicionado gastarás más combustible.

Algunas recomendaciones

*Lo más conveniente es realizar una lista de “antojos” que puedes darte en la semana, considerando uno por día, así puedes ponerle algún precio estimado.

*Una vez determinado el presupuesto que te podrías gastar a la semana, mídelo con los otros gastos que tienes por realizar y revisa si causa problemas.

*Cuando hayas ajustado tu presupuesto a esas pequeñas necesidades diarias para bajarle el calor, limítalo y cada semana sólo gasta esa cantidad y si puedes, menos.


En Castillo y Asociados tenemos como objetivo el mantener el compromiso con el bienestar de nuestros clientes, ofreciéndoles la mejor asesoría, análisis, mantenimiento y funcionamiento de todo tipo de estrategias basadas en seguros, fianzas e inversiones.

Si deseas más información sobre nuestros Seguros de Ahorro, puedes contactar con un Asesor al (01) 55 3536 3718 o enviar un correo electrónico a atencionaclientes@castilloyasociados.mx

Fuente: El Financiero

Castillo y Asociados
Castillo y Asociados
Castillo y Asociados somos una firma de asesoría financiera (seguros, fianzas e inversiones) con más de 40 años de experiencia en el mercado mexicano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: