Al momento de comprar un automóvil, una de las primeras decisiones que tomamos es si será de transmisión manual o automática y quienes eligen la primera opción es porque saben manejar de ese modo.

Aunque tener un vehículo automático parezca a primera vista más cómodo, también existen muchos otros beneficios qué sólo una transmisión manual te ofrece.  En general te da mejor rendimiento de gasolina, te otorga mejor control sobre tu auto y es más sencilla de darle mantenimiento.

Sin embargo, existen muchos factores que pueden dañar tu transmisión y que se pueden traducir en costosas reparaciones. Es por esto que en Castillo y Asociados te informamos y ofrecemos una gran variedad de Seguros para Vehículos entre los que puedes elegir dependiendo de tus necesidades. Nuestro objetivo es ofrecerte la mejor asesoría en seguros para vehículos para que cuentes con la mejor tranquilidad de saber que estás en buenas manos.

No recargues la mano en la palanca

Algunos conductores tienen la costumbre de descansar la mano sobre la palanca mientras el vehículo está en marcha. Debajo de la palanca hay un selector que se mueve contra un engrane. Si pones peso en esta parte, estás desgastando constantemente estas piezas. Evita hacerlo, y con ello le ahorrarás un daño innecesario a tu vehículo.

No descanses el pie en el embrague

En este punto sucede algo similar que cuando recargamos la mano en la palanca. Hay componentes mecánicos detrás del pedal que estarán desgastándose y generando calor en vano al encontrarse en contacto. Usa el reposapiés y presiona el clutch solamente cuando vayas a cambiar de velocidad.

No dejes el auto en primera mientras estás detenido

Es cuestión de práctica si apenas estás aprendiendo a manejar. Una vez tengas mejor dominio sobre tu auto recuerda ponerlo en neutral y sacar el clutch. Con esto, evitarás un mayor desgaste en el embrague y su reemplazo podrá esperar por un mayor tiempo.

No detengas el auto con el clutch

Es una práctica común. Algunos conductores cuando van en una subida muy inclinada, sacan el clutch para que el auto no se mueva hacia atrás. Si lo haces mucho desgastarás el clutch y también el tren motriz del vehículo. Te recomendamos que mejor uses el freno de mano cuando vayas a emprender marcha en una pendiente empinada ya que así tu auto no rodará hacía atrás y podrás arrancar de forma segura sin desgastar el embrague.

No aceleres a fondo con el motor en marcha demasiada alta

Cuando vamos a subir una pendiente, por ejemplo, en cuarta velocidad, sentimos que el auto no tiene fuerza suficiente para seguir adelante y aceleramos a fondo para lograrlo. Esto no se debe hacer ya que el coche se encuentra en una desventaja de engranajes y le estamos pidiendo al motor que suba de vueltas cuando esto le es sencillamente imposible. Mejor reduce una o dos marchas y no aceleres a fondo porque también estarás usando más carburante si lo haces.

No estaciones el automóvil en neutral

Especialmente si vas a estacionar en una pendiente empinada. Puede resultar lógico, pero si estacionas tu auto y usas el freno de mano y la primera velocidad tendrás un respaldo en caso de que el freno de mano falle o no aguante el peso del auto, es cuestión de seguridad. Adicionalmente no se genera ningún estrés en la caja si haces esto ya que los engranes están detenidos.

No cambiar los fluidos

Es muy importante estar atento para cambiar el aceite de la transmisión y mantener lubricados los engranajes y otros componentes. De esta manera, podrás realizar los cambios sin ningún esfuerzo, y evitarás el calentamiento y fricción de las partes móviles. No olvides usar el aceite específico para tu vehículo y seguir las instrucciones de tu mecánico para cambiarlo cuando sea necesario.


Un buen uso y mantenimiento del vehículo depende ti, así que no olvides estos sencillos consejos que te evitarán problemas durante la carretera y ciudad.

Si requieres de más información de nuestros Seguros para Vehículos, puedes contactar con un Asesor al (01) 55 3536 3718 o enviar un correo electrónico a atencionaclientes@castilloyasociados.mx

Fuente: Dinero en Imagen

Castillo y Asociados
Castillo y Asociados
Castillo y Asociados somos una firma de asesoría financiera (seguros, fianzas e inversiones) con más de 40 años de experiencia en el mercado mexicano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: