La gota es una enfermedad crónica que aparece cuando existe una acumulación de ácido úrico en el cuerpo —conocido como hiperuricemia— con ataques que se manifiestan con enrojecimiento, calor e inflamación de la articulación, acompañados con dolor. Estos ataques, la mayoría de veces, suceden en el dedo gordo del pie.

En el grupo de padecimientos reumáticos la gota es la tercera causa de consulta en nuestro país, asociada a niveles elevados de ácido úrico en sangre.

En Castillo y Asociados participamos en las tareas de prevención, así como en la formulación e implementación de soluciones personalizadas para lograr que los asegurados vivan con tranquilidad cada día. Al contratar Alfa Medical Flex, cuentas con nuestro producto más innovador en Seguros de Gastos Médicos Mayores, con acceso a toda nuestra red médica, tarifas accesibles y el respaldo de contar con una protección médica segura.

La gota en México

5 por ciento de la población mundial vive con gota y en México -según las estadísticas del sector salud- la gota afecta a 3 por ciento de los 112.3 millones de habitantes, y en especial, 4 veces más en el sexo masculino sin importar su edad.

La población asocia a la gota como un mal que afecta a personas de la tercera edad, pero esta enfermedad no discrimina, es decir, puede haber gota en edades infantiles, adolescentes, en gente adulta, etc.

¿Cómo se diagnostica?

Para que un paciente sea diagnosticado con hiperuricemia deberá tener siete o más miligramos por decilitro de ácido úrico en la sangre, pero para desarrollar gota existen otros factores de riesgo. Hay factores genéticos que derivan en esta enfermedad y que no se pueden evitar, pero también los que van de la mano a los malos estilos de vida de los mexicanos.

De acuerdo a los especialistas, el primer factor de riesgo es ser hombre, pero también está determinado que la obesidad o el índice de masa corporal elevados se asocien con la elevación del ácido úrico en la sangre. Entre un 60-70 por ciento de los pacientes pueden llegar a tener asociación con otras enfermedades metabólicas como la diabetes.

También las personas que viven con enfermedades del hígado son más propensas a desarrollar gota; los alcohólicos producen más sustratos que generan hiperuricemia, así como el alto consumo de carnes rojas.

El aumento en los niveles de ácido úrico en la sangre hace que se adhieran a las articulaciones o tendones, y desarrollan los síntomas que son dolor e inflamación, principalmente en el dedo gordo del pie. A este malestar se le conoce como podagra, pero también puede dar en el dorso, en la rodilla, en el talón.

Etapas de la gota

La gota se desarrolla en cuatro etapas:

Primera etapa: hay elevación en los niveles de ácido úrico y el paciente no tiene síntomas. Por ello, se recomienda que las personas acudan al médico a realizarse una revisión por lo menos una vez al año.

Segunda etapa: es la artritis o gota aguda. El paciente tiene algunas articulaciones inflamadas, además hay dolor severo, sobre todo en la noche. Se hincha el dedo gordo del pie y en ocasiones los pacientes llegan a los hospitales imposibilitados para caminar.

Tercera etapa: es cuando el enfermo tiene espacios sin dolor, pero al menos una vez al mes alguna articulación sufre de inflamación.

Cuarta etapa: es la etapa más avanzada. Es cuando se presentan cambios en la estructura de las articulaciones, o malformaciones.

Tratamiento de la enfermedad

Para tratar esta enfermedad crónica hay dos procedimientos: el farmacológico, que consiste en medicamentos para desinflamar las articulaciones y se administran analgésicos que el paciente deberá tomar de por vida. Y el otro, que tiene que ver con cambios de los hábitos, es decir, tener una dieta sana, actividad física y peso adecuado.

La detección temprana permite recibir un tratamiento adecuado para reducir los síntomas e impedir la destrucción de las articulaciones, pues de lo contrario podría causar alguna discapacidad grave, alertó. No existe una tasa de mortalidad por gota, porque las personas no mueren de esta afección sino por las complicaciones que ésta causa, en su mayoría por la deformidad causada por la acumulación de ácido úrico y por insuficiencia renal crónica.

Una enfermedad en continuo aumento

Las enfermedades metabólicas en el país, como la gota, han ido en aumento y eso es consecuencia directa de los malos hábitos alimenticios, y porque la sociedad no está enfocada hacia la prevención. Por otro lado, pocos pacientes concluyen sus tratamientos y siguen al pie de la letra las indicaciones médicas.


Cómo ya mencionamos, es importante tener hábitos saludables (una alimentación balanceada, la práctica de ejercicio moderado, no fumar y evitar el alcohol) así como visitar al médico, son pasos importantes para que una persona esté en perfecto estado. Tener ciertos síntomas no significa que padezcas de una enfermedad, así que intenta no auto diagnosticarte con lo que leas en Internet y consulta a un especialista que aclare todas tus dudas.

Si deseas más información sobre nuestros Seguros de Gastos Médicos Mayores, puedes contactar con un Asesor al (01) 55 3536 3718 o enviar un correo electrónico a atencionaclientes@castilloyasociados.mx

Fuente: El Universal

 

Castillo y Asociados
Castillo y Asociados
Castillo y Asociados somos una firma de asesoría financiera (seguros, fianzas e inversiones) con más de 40 años de experiencia en el mercado mexicano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: