Create a Joomla website with Joomla Templates. These Joomla Themes are reviewed and tested for optimal performance. High Quality, Premium Joomla Templates for Your Site

Hoy 22 de septiembre se llevará a cabo el equinoccio de septiembre que marca el ingreso al otoño en el hemisferio norte. Esta estación trae consigo cambios climáticos que pueden afectar a nuestra salud si no tomamos las precauciones necesarias. Empieza a descender la temperatura, la humedad producida por las últimas lluvias o bien el viento, son elementos que en conjunto pueden hacer que se incrementen las posibilidades de contraer infecciones respiratorias, entre otros padecimientos.

En Castillo y Asociados participamos en las tareas de prevención, así como en la formulación e implementación de soluciones personalizadas para lograr que los asegurados vivan con tranquilidad cada día. Con nuestros Seguros de Gastos Médicos Mayores queda garantizada la no descapitalización económica de una familia o persona en caso de presentarse una enfermedad o un accidente, incluyendo todos los hospitales de la República Mexicana.

Estas son las enfermedades más comunes del otoño:

Resfriado común: es una infección aguda del tracto respiratorio, generalmente febril, que afecta a la nariz, la garganta y la laringe, y en ocasiones a la tráquea y los bronquios. Esta enfermedad contagiosa se transmite por el aire o por las partículas que la persona afectada expulsa cuando respira, estornuda o tose.

Gripe: contrariamente al resfriado, presenta una fuerte fiebre, escalofríos, cansancio repentino y dolores musculares. A estos síntomas pueden añadirse tos y dolores de cabeza. La gripe dura aproximadamente una semana. Los analgésicos, así como los medicamentos para bajar la temperatura alta, constituyen el principal tratamiento de la enfermedad. Los más vulnerables son los niños y los adultos mayores.

Tos: puede ser seca e irritativa y se caracteriza por crisis de tos repetida, sin secreción y que causa dolor de garganta. Este tipo de tos se puede curar con jarabes antitusivos. En cuanto a la tos con mucosidad, esta presenta secreciones de las vías respiratorias, y se corrige normalmente con un jarabe expectorante que actúa fluidificando las secreciones y facilitando su expulsión.

Los dos tipos de tos se curan de forma diferente y acompañan normalmente a los síntomas del resfriado o de la gripe.

Sinusitis: es más grave que un resfriado, ya que provoca fuertes dolores de cabeza o de dientes, e incluso de oídos. Todo depende de las partes inflamadas. Se tiene la sensación de sufrir una fuerte presión en el interior de la cara; fiebre y tos son habituales, así como secreciones amarillentas o verdosas por la nariz.

Depresión: con la llegada del otoño, también llega el cambio al horario de invierno y se reduce la luz solar haciendo que aumente la melatonina, la hormona encargada de regular el sueño y la temperatura corporal. Como consecuencia la serotonina, la hormona de la felicidad, disminuye lo que provoca en nosotros más apatía, cansancio y somnolencia o tristeza.

Para prevenir estas enfermedades propias del otoño, puedes incrementar a tu rutina diaria una dosis ejercicio, una dieta balanceada y el consumo de vitamina C. ¡Recuerda que tu salud está en tus manos!

Si deseas más información sobre nuestros Seguros de Gastos Médicos Mayores, puedes contactar con un Asesor al (01) 55 3536 3718 o enviar un correo electrónico a atencionaclientes@castilloyasociados.mx

Castillo y Asociados
Castillo y Asociados
Castillo y Asociados somos una firma de asesoría financiera (seguros, fianzas e inversiones) con más de 40 años de experiencia en el mercado mexicano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: