Aunque no lo parezca, los problemas de la vista son más comunes de lo que pensamos. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), en el mundo existen 285 millones de personas que padecen algún problema visual.

Si nos centramos en nuestro país, aproximadamente 1.5 millones de mexicanos padecen alguna enfermedad o problema en sus ojos. Estas pueden ser congénitas o adquiridas y, según expertos, el 80 por ciento de los casos pueden ser curadas o evitadas.

Los problemas visuales más comunes son los errores de refracción, conocidos como vista corta o miopía; problemas de visión a distancia corta (hipermetropía); falta de enfoque claro en los objetos (astigmatismo) y la falta de nitidez en los objetos cercanos (conocida como presbicia).

En Castillo y Asociados trabajamos en la prevención, que es la clave para fortalecer y recuperar la salud en nuestro país. Con nuestros Seguros de Gastos Médicos Mayores contarás con una red extensa de médicos y hospitales que te ayudarán a combatir esta enfermedad.

Estas son algunas de las enfermedades oculares más comunes, algunas por uso continuado de la tecnología:

#1 Cataratas. Los ojos son particularmente sensibles al calor intenso. Por eso, exponerse a altos niveles de microondas podría causar cataratas, la causa más frecuente de pérdida de visión en mayores de 55 años.

#2 Tensión ocular. Esto se da cuando aumenta la presión en el ojo al ver demasiado tiempo una pantalla. La tensión ocular puede llevar al glaucoma ocular, considerada la segunda causa de ceguera en el mundo.

#3 Daño a la visión. Las dos consecuencias más comunes de mirar fijo a la pantalla son: la sequedad en los ojos y el síndrome del ojo enrojecido, por falta de hidratación.

Esto puede causar desde dolor de cabeza hasta diplopía: cuando la visión se vuelve borrosa.

#4 Fatiga ocular.  Puede ser causada por el reflejo de las imágenes o luces en los aparatos electrónicos, como en las televisiones o computadoras.

#5 Errores refractivos. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), los errores de refracción son trastornos oculares muy comunes, en los que el ojo no puede enfocar claramente las imágenes. El resultado es la visión borrosa, que a veces resulta tan grave que causa discapacidad visual como miopía,  hipermetropía y astigmatismo.

#6 Ojo seco. Es una condición que se presenta cuando se producen pocas lágrimas.  Afecta, básicamente, a personas mayores de 40 años. Uno de los motivos es el uso continuado de la computadora, ya que ocasiona alteraciones en el parpadeo.

#7 Disfunciones binoculares. Se presentan debido al estrés, tensión o cansancio. Algunos síntomas pueden ser la disminución de agudeza visual y la fotofobia.

¿Cómo podemos evitarlas?

Correcta alimentación. Las  zanahorias son unas increíbles aliadas para la visión, pero existen otros muchos alimentos que hay que tener en cuenta. El aguacate y el pimiento morrón son maravillosos por ejemplo para proteger la retina ocular, así como las almendras que nos ayudan a que no aparezcan enfermedades oculares. La lima, por su parte, protege el cristalino contra la opacidad que origina las cataratas, o bien, las nueces de macadamia previenen la miopía. El  huevo es una fuente ideal de vitamina A, rica en luteína y zeantina, propiedades increíblemente positivas para la vista.

Protégete de la radiación ultravioleta. Este elemento nos rodea todos los días del año y en todo momento. Es necesario que uses tus lentes de sol siempre, incluso en los días nublados. Por ello es necesario proteger los ojos durante todo el año mediante lentes adecuadas a tu graduación con filtro solar para las radiaciones ultravioletas.

Mantén una buena iluminación. Tanto en tu casa como en tu espacio de trabajo, intenta que la luz siempre sea adecuada cuando trabajas. No fuerces la vista trabajando en penumbra, y sobre todo, aunque te parezca curioso ten en cuenta que ver la luz a oscuras por la noche no es bueno, es un esfuerzo para la retina que no nos es saludable.

Aplícate un buen masaje en  los ojos.  Al menos unas tres veces al día: ello hace que se relajen los  músculos de los ojos y se estimule el flujo sanguíneo.

Descansa bien. Trabajar mucho y dormir poco, aumenta el estrés ocular. Si en algún momento sientes tus ojos cansados e hinchados, puedes aplicarte máscaras frías o calientes para aliviarlos.

Trabajar ante una computadora. Te compartimos una serie de recomendaciones a tener en cuenta:

  • Haz una pausa de 5 minutos cada hora.
  • Realiza pequeños ejercicios para descansar la vista: tápate los ojos con las manos y descánsalos unos segundos en esa oscuridad. Esto relaja más la vista que cerrarlos simplemente.
  • Recuerda parpadear. Cuando estamos muy concentrados trabajando en la computadora no lo hacemos con la frecuencia necesaria. Lo recomendable son unas 20 veces por minuto. Si todavía notas que tienes los ojos secos, puedes utilizar unas gotas.
  • Ajusta el brillo de tu pantalla al mínimo posible, lo justo para te sientas cómodo/a y puedas trabajar.
  • Mantén la pantalla a unos 60 centímetros de distancia de tu rostro.

Si pones en práctica todos estos consejos seguro que tu vista lo agradecerá. Recuerda que es recomendable visitar al oftalmólogo una vez al año para cuidar no solo de tu agudeza visual, sino también de cualquier enfermedad asociada que pueda aparecer.

Si deseas más información sobre nuestros Seguros de Gastos Médicos Mayores, puedes contactar con un Asesor al (01) 55 3536 3718 o enviar un correo electrónico a atencionaclientes@castilloyasociados.mx

Castillo y Asociados
Castillo y Asociados
Castillo y Asociados somos una firma de asesoría financiera (seguros, fianzas e inversiones) con más de 40 años de experiencia en el mercado mexicano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: