Create a Joomla website with Joomla Templates. These Joomla Themes are reviewed and tested for optimal performance. High Quality, Premium Joomla Templates for Your Site

Este año parece que la primavera se adelantó un mes. Llevamos unos días de temperaturas altas que han propiciado que los árboles ya florezcan y con ello, que inicie la temporada en la que las alergias se agudizan.

Una alergia es una respuesta específica del sistema inmunológico a ciertas sustancias de nuestro entorno que, normalmente, son inofensivas para las demás personas.

En principio, cualquier sustancia del medio ambiente puede ser el desencadenante de una alergia. Pueden ser plantas (como el polen de las gramíneas), productos de origen animal (como el veneno de abeja), algunos metales (como el níquel) o productos químicos (por ejemplo, conservantes).

Muchas personas creen que las alergias sólo pueden manejarse con medicamentos y que no se pueden prevenir. Pero una de las mejores maneras de evitar las alergias empieza en tu hogar.

En el interior de un hogar, hay varios elementos como el polvo o los ácaros que pueden estar causando molestias a sus habitantes, con lo que los lugares en los que deberás de prestar una mayor atención son los dormitorios, la cocina y los baños, espacios en los que pasamos una gran parte del tiempo.

En Castillo y Asociados participamos en las tareas de prevención y te compartimos unos trucos muy sencillos que podrás realizar en tu casa, con los que podrás prevenir las alergias. Recuerda que una mayor prevención es clave para fortalecer y recuperar la salud de los tuyos.

El dormitorio: la recámara es uno de los espacios en los que más se instalan los ácaros. Por eso, debemos de lavar las sábanas, las fundas y los cobertores al menos una vez a la semana con agua caliente. Además, es importante que si tienes la opción, compres protectores contra los ácaros del polvo.

Debes de poner atención al piso: es mejor tener piso que alfombra. Pero si tienes alfombra, asegúrate de pasarle la aspiradora con un filtro HEPA dos veces a la semana. En cuanto al piso, también es indispensable limpiarlo regularmente con un trapo húmedo para evitar que los irritantes se propaguen por el aire.

Es importante que también laves las cortinas. Elige unas que sean fácilmente lavables, de algodón o material sintético. Las persianas recomiendan, mejor, las que se enrollan porque se pueden lavar sin problemas.

Compra muebles de madera, de metal o de material sintético. No acumules objetos que guardan polvo como libros, revistas, muñecos de peluche. Si los tienes en tu cuarto, o el de tus hijos, guárdalos en un bote o recipiente de plástico. Intermitentemente, mételos en una bolsa de plástico en el congelador. El frío mata a los ácaros del polvo.

Los baños: en los baños se acumula mucha humedad que es ideal para que crezca el moho. Por eso es importante que si no tienes ventilación a través de una ventana y tienes mucha humedad consideres usar un deshumidificador o quizá instalar un extractor para eliminarla.

  1. Evita tener alfombra en el baño.
  2. Evita el papel tapiz en las paredes del baño. Lo mejor es cerámica o pintar las paredes con pintura resistente al moho.
  3. Usa un limpiador de baños para limpiar y desinfectar la ducha y la tina, las cortinas del baño, los lavamanos, las losas de cerámica, las fibras de vidrio y el mármol sintético regularmente.
  4. Si hay alguna gotera, repárala.

La cocina: es el espacio de la casa en el que preparamos las comidas, con lo que es indispensable estar alerta a los factores que producen alergias.

  1. Lava los trastes a diario y enjuaga bien el lavaplatos y las llaves para deshacerte del moho y los restos de la comida.
  2. Limpia regularmente el refrigerador para remover el exceso de humedad que estimula al crecimiento del moho. Descarta la comida que está hace tiempo en el refrigerador y puede estar echada a perder. Límpialo a diario por fuera y remueve el polvo que se acumula en su parte superior también.
  3. Si es posible, instala un ventilador/extractor con salida en la estufa. Por lo general, las campanas que se instalan arriba de las estufas simplemente absorben olores sin ventilar. El tener un ventilador/extractor con salida hace que se reduzcan tanto la humedad como los gases que salen cuando se cocinar.
  4. Limpia regularmente los gabinetes, los cajones, la barra y la encimera.
  5. Almacena la comida en recipientes cerrados.
  6. Tira la basura a diario. De esa manera eliminarás las posibilidades de tener roedores y cucarachas, además de los malos olores.

Ahora que ya conoces estos sencillos consejos para mantener tu casa a prueba de alergias, recuerda también que contratando un Seguro de Daños tendrás la tranquilidad de que cualquier accidente en tu hogar no sea un problema. En Castillo y Asociados te protegemos de los riesgos para que te sientas feliz con los tuyos.

Si deseas más información puedes contactar con un Asesor al (01) 55 3536 3718 o enviar un correo electrónico a atencionaclientes@castilloyasociados.mx.

Fotografía: Cortesía de blog.kiwilimon.com

Castillo y Asociados
Castillo y Asociados
Castillo y Asociados somos una firma de asesoría financiera (seguros, fianzas e inversiones) con más de 40 años de experiencia en el mercado mexicano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: